lunes, 14 de septiembre de 2009

Mermelada de moras

Me encanta esta época del año. Es cierto que acaba el calor y el invierno en Salamanca es muyyyy largo, pero... es temporada de moras, dentro de poco se podrán recoger setas y el huerto está al máximo rendimiento.

Me encanta ir a por moras. De niñas salíamos todas las tardes con una bolsita en el bolso del pantalón y siempre caían algunas, aunque claro, eran más las que comíamos directamente de la zarza que las que llegaban a casa. Siempre las preparábamos igual, con un poco de azúcar y a reposar. Siguen gustándome mucho así, aunque con los años he descubierto otros usos como esta fantástica mermelada. Toda una delicia, aunque da más trabajo que otras confituras, ya que las pepitas de las moras silvestres son muy duras y molestan al comerlas por lo que hay que eliminarlas a fondo.



Ingredientes.
1 k. de moras
700 gr. de azúcar
zumo de medio limón (opcional)
Preparación.
Lavamos bien las moras y les retiramos el polvillo que traen, al menos este año que no ha llovido mucho hay que esmerarse con la limpieza. La consecuencia de la falta de lluvia es que en las zarzas hay menos moras "gorditas", la mayoría están un poco secas. Las escurrimos bien y las ponemos en la cazuela donde vayamos a hacer la mermelada con el azúcar y el zumo de limón.
Las dejamos macerar al menos 12 horas. Llevamos la cazuela al fuego lento y dejamos que se vayan haciendo removiendo de vez en cuando. Como es difícil ver la textura de mermelada con la mora entera, cuando llevan un ratito, como unos 15 minutos, me gusta meter la batidora y triturarlo todo.
Una vez que la mermelada tiene textura de mermelada y está triturada, es el momento de pasar por el chino para eliminar las pepitas. Esta es la peor parte, pero si se hace con la mermelada bien caliente es más fácil. Pasamos por el chino y comprobamos la textura. Que ha quedado ligera, un poco más al fuego y si está como nos gusta se pasa a los botes esterilizados.
Si añadimos a los botes la mermelada bien caliente servirá con taparlos bien y ponerlos boca abajo hasta que se enfríen del todo. Con este método nos durará unos seis meses. Si nos gusta más el sistema tradicional, como es mi caso, ponemos a hervir los botes al baño maría durante media hora. Dejamos enfriar dentro del agua y ya están listos para guardar.
El mejor momento para disfrutar de una buena mermelada casera es a partir de un mes de haberla hecho.

10 comentarios:

Kako dijo...

Quo, te quedó de un color precioso!
Me encanta la mermelada de moras, son exquisitas.
Hay que aprovechar que la temporada ya se va.
Un abrazo.

MAgiA DeL mOmEntO dijo...

hola Quo,
he entrado de casualidad y me ha encantado la presentación, la limpieza y la sencillez de tu página.
woau, que recuerdos... me han dado ganas de ir a recoger moras y hacer mermelada como hacia con mi madre cuando era pequeña!
gracias por este ratito sabroso
;-)

xocolata dijo...

Las moras son una de las últimas frutas silvestres del verano. Es una delicia poder ir a recogerlas y preparar esta estupenda mermelada que luego dura todo el año. Me encanta!
Mònica

MARISOL dijo...

Yo tambien preparo todos los años mermelada de mora y congelo bastantes para tener todo el año, me encanta.

besos.

Marymary dijo...

LAsmermeladas son mi perdicion, y las de frutas del bosque mas, ummmhhh que rica tiene que estar y que colorcito tan bonito tiene.
Un besito

anta dijo...

Ahora que veo tu receta me arrepiento de no haber ido este año a recoger moras. Llevábamos tes años haciéndola y está deliciosa. Ya no hay remedio;-(
Tendremos que esperar al siguiente.
Besos.
Esperanza.

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Una delicia, qué color.
Un beso.

Inmaculada (Adi) dijo...

Tienes toda la razón en lo de las pepitas, pero el placer de recoger mora silvestre hace aún más placentero el hecho de comerse luego la mermelada que se prepara en casa.

Cuando vivíamos en Talavera, siempre subíamos a las estribaciones de la Sierra de Gredos a por moras... la mayor parte nos las comíamos "in situ", jejeje, y las supervivientes se convertían en unos pocos tarros de mermelada.

Las que has cogido tú son hermosas y da gusto verlas tan brillantes y sanas. Es evidente que la mermelada te ha salido de fábula. Gracias por la receta también, siempre es bueno comparar y probar nuevas variantes.

Un abrazo.

Quo dijo...

Ainss madre, que abandonado tengo esto, a ver si me pongo las pilas. Entre el inicio del cole del peque, que se acaba de estrenar, el trabajo y un montón de eventos sociales, no he parado. Así que perdón por el retraso.
Veo que a todas nos gustan las moras. Acaban de abrir un Corte Ingles en Salamanca y el otro día vi moras a la venta por primera vez en mi ciudad ¡Dios Mio qué precio! me parece una barbaridad pagar más de tres euros por 150 gr. de moras cuando todavía en Salamanca se encuentran...
En fin, esta mermelada es mi favorita sin duda y me encanta que os haya gustado. El próximo año, todo el mundo a por moras...

Besos para todas.

MªJose-Dit i Fet dijo...

Mmmm que buenas, desde luego es un lujo poderse comer la fruta recien recolectada, aqui no tenemos moras pero la fruta me gusta toda!! besitos