Mostrando entradas con la etiqueta Panes y bollería. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Panes y bollería. Mostrar todas las entradas
lunes, 17 de marzo de 2014

Cronuts rellenos de crema pastelera y cronuts de jamón (Cooking Challenge)

La vida a veces te lleva, otras te trae. A días te descubre mientras que otros esconde. La vida a veces se pone cuesta arriba, otras te lleva sin frenos. La vida es eso, vida. Late, respira, aprieta, acaricia... por eso nunca es igual y por eso, siempre hay una nueva oportunidad. Son casi infinitas.

La vida, o mejor las amigas locas y temerarias, te traen sorpresas, como estos bichos de nombre raro. He temido esta receta desde el día que Lourdes mencionó la palabra cronuts... de hecho, aunque había leído en mil sitios que eran deliciosos es de esos retos que aparecen como un examen de esos que te hacen sufrir como ninguno temiendo su llegada. Y llegó el día. Y por fin hice hojaldre, bueno, mejor dicho en mi caso masa hojaldrada. Y por fin pasé el examen y por fin puedo decir que esta guarrindongada -como diría Robin Food- es la leche. Buenísimos se queda corto. Puro placer y un millón de calorías, como toda buena guarrindongada culinaria que se precie, para qué vamos a decir lo contrario, pero deliciosa.



La verdad es que mis cronuts parecen más donuts que otra cosa ya que al ponerlos a freír toqué demasiado la masa. No lo hagáis. Si se pegan lanzarlos directamente con papel y todo al mar de aceite y que cada uno sobreviva como pueda. Eso si, el sabor de la masa casera es espectacular y habrá que repetir con distintos rellenos... me veo condenada a darle vueltas al hojaldre de por vida. 

Me animé con una prueba en versión salada y oye, que no está nada mal, aunque para los amantes del azúcar en vena, mejor la otra, con bien de relleno de crema y glaseados por arriba.... Para la versión salada, pues eso, abrir y rellenar al gusto, que no os voy a poner una receta para decir que van con jamón y un poco de tomatito ;)


No os perdáis las recetas de mis compis... seguro que son de chuparse los dedos: Pikerita, Cuina per a llaminers, Dit y Fet, Los cerezos en flor, El olor del café y CocinArte







Cronuts rellenos de crema pastelera (Fuente: revista Thermomix)



Masa de levadura hojaldrada:


  • Ingredientes:
  • 250 gr. de harina de fuerza
  • 250 gr. de harina de repostería
  • 1 cucharadita de sal
  • 50 gr. de azúcar
  • 320 gr. de agua fría de la nevera
  • 20 gr. de levadura prensada
  • 250 gr. de mantequilla fría




  • Preparación:
  • Lo he hecho en la Thermomix. Ya sabéis que siempre se pueden seguir los mismos pasos amasando a mano, pero el hojaldre es mucho amasar y no me animé. Ponemos en la thermo las harinas, la sal y el azúcar y lo mezclamos 5 seg. vel 5. Añadimos 270 gr. de agua fría y amasamos 2 minutos a velocidad espiga. Dejamos reposar la masa 15 minutos en el vaso y mientras disolvemos la levadura en el resto del agua.  

  • Espolvoreamos la encimera con harina, sacamos la masa del vaso y la amasamos dándole un golpe contra la encimera y doblándola sobre si misma. Lo hacemos varias veces hasta que la masa esté lista. Hacemos una bola y la dejamos reposar en la misma encimera 15 minutos para que la masa se relaje. 

  • Aplastamos la bola con la masa para quitar el aire, la estiramos con un rodillo hasta que tenga forma de rectángulo, la ponemos en una bandeja y la dejamos reposar en la nevera una hora. 

  • Ponemos la mantequilla entre dos plásticos y la aplastamos con el rodillo hasta que consigamos un rectángulo que sea del tamaño de la mitad de la masa. La ponemos en la nevera a enfriar con la masa. 

  • Una vez hecho el reposo hay que hojaldrar la masa. Para ello ponemos la masa en horizontal sobre la encimera con harina y colocamos la mantequilla en el medio.  Doblamos las dos partes de masa de los lados sobre la mantequilla con cuidado de que selle bien, envolvemos la masa en plástico y la dejamos en la nevera 15 minutos. 

  • sacamos la masa, la giramos 90º y la estiramos con el rodillo en horizontal y luego en vertical. La plegamos otra vez en tres partes, la envolvemos con papel y la dejamos enfriar otros 15 minutos en la nevera. Este proceso hay que repetirlo al menos otras tres veces y luego la masa ha de reposar entre 1 y 24 horas en la nevera. Yo la dejé 24 horas y no veáis como creció... Ya está lista para usar en cronuts, croasants... etc. 



Cronuts: 


  • Ingredientes:
  • Masa hojaldrada
  • Crema pastelera (receta aquí)
  • aceite de girasol para freir
  • glaseado.



  • Preparación. 
  • Sacamos de la nevera la masa y la extendemos con el rodillo hasta que tenga el grosor de un centímetro. Con un cortapastas formamos los círculos y los dejamos reposar en una bandeja con papel de horno y harina durante 1 hora. 

  • Ponemos el aceite en un cazo ya que queremos que los cronuts floten y freímos las roscas una a una, pasamos a papel absorvente. Con una manga con una boquilla para rellenar inyectamos la crema pastelera que tendremos fría. También se pueden cortar y rellenar con otras cremas como nata, trufa... 

  • Decoramos la rosquilla con el glaseado que podemos hacer montando una clara de huevo unas gotas de limón y 200 gr. de azúcar glas. Si queremos que tenga color podemos usar colorantes o fruta liofilizada triturada. Yo hice una parte de fresa añadiéndole un poco de mermelada casera y aroma de fresa. 

  • Decoramos y listos para disfrutar. 




lunes, 17 de febrero de 2014

Pan de pagés (Cooking Challenge)

Paciencia. Una virtud que da mucho, pero que mucho trabajo pero que es tan necesaria en estos días que nos toca vivir como respirar. Paciencia porque a veces se gana esperando, porque el tiempo coloca, moldea y ajusta, porque necesitamos otro punto de vista. Paciencia como la que se necesita cuando uno espera un levado. Porque los mejores panes son los que piden reposo, espera, tiempo y, en definitiva, paciencia. Como este magnífico ejemplar que es el fruto de una buena dosis de paciencia. 


Cuando Mercé nos encargó hacer pan de pagés este mes enseguida recordé un magnífico pan de Eva que en su día alabé pero con el que nunca me había atrevido. Buff... demasiada espera. Pero desde que tengo el libro de Iban Yarza mi visión ha cambiado y ya no me importa tanto tener una masa de pizza tres días en la nevera, el resultado es espectacular. Pues eso mismo ocurre con este pan, que en tres días de levados consigues una joyita. Desde luego, merece la pena esperar por él. 


Os dejo aquí las recetas de mis compis, que seguro que han hecho unos panes fantásticos, algunas con la odisea del sin gluten: Cuina per a llaminers, Dit y Fet, Pikerita, Los Cerezos en flor, CocinArte y El olor del café





Masa blanca fermentada



  • Ingredientes: 
  • 250g harina de fuerza
  • 175g agua
  • 5g sal
  • 5g levadura fresca 





  • Preparación 
  • Se mezclan los ingredientes hasta obtener una masa lisa, se puede hacer unos segundos a velocidad 4 en la Thermomix. Se mete en un tupper alto cerrado y se deja en la nevera un mínimo de doce horas. Yo lo dejé 48 porque según Eva la masa aguanta perfectamente hasta 6 días. 





Pan de pagés



  • Ingredientes: 
  • 100 gr. masa blanca fermentada 
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 350 gr de agua tibia
  • 10 gr sal
  • 5 gr levadura fresca





  • Preparación: 

  • Se mezcla la harina con el agua y se deja reposar una hora según Eva, yo lo dejé poco más de media. Lo hice en la Themomix donde lo puse un minuto a velocidad espiga y le ayudé con la espátula, porque queda muy denso. Si veis que necesita más tiempo, se pone algún minuto más.

  • Se le añade la sal, la masa madre y la levadura fresca y lo amasamos hasta que quede una masa fina y elástica. En la thermomix 3 minutos velocidad espiga. 

  • Ahora hay que dejar reposar la masa 15 minutos. La ponemos en la mesa de trabajo la plegamos como un sobre y la ponemos en un bol a reposar otras dos horas con el pliegue para abajo. Yo en lugar de dos horas a temperatura ambiente la dejé toda la noche en la nevera porque no me daba tiempo. Si la hemos puesto en la nevera, la sacamos y la dejamos templar media hora por lo menos. La sacamos del bol hacemos la forma de bola y la colocamos en un banetón. Como yo no tengo, la puse en el bol con un paño de lino debajo. El pliegue del cierre de la bola debe estar hacia abajo, así saldrá la greña de arriba cuando lo horneemos. Dejamos que repose una hora y media. 

  • Calentamos el horno a 220º y para hacer vapor ponemos un cuenco con agua en su interior y rociamos de vez en cuando con un spray para que salga vapor. Volcamos el pan sobre la bandeja del horno bien caliente para que el cierre del pan quede arriba y salga la greña y dejamos que se hornee unos 45 minutos. 







domingo, 6 de enero de 2013

Roscon de Reyes III (Cooking Challenge)

Si, tres y si sigo así serán muchas más entradas de roscón de reyes porque esta es una de las recetas que he ido perfeccionando hasta que he logrado que quede como a mi me gusta y tenía pendiente su versión en Thermomix, que no es por nada, pero se agradece mucho no tener que amasar a mano, sobre todo cuando el tiempo apremia.




Llevo varios años preparando el roscón en vísperas de Reyes y cada año ha ido quedando un poco mejor, en apariencia pero sobre todo en sabor. La masa ya sale en ese punto esponjoso y tierno que tiene un roscón al que si quieres, no hace falta rellenar.

Esta receta viene de nuevo al blog por cortesía de las Cooking Challenge. Esta vez fue María José, de Dit y Fet la encargada de elegir receta y nos propuso eso, roscón de reyes, gallete de rois... en ese estilo, así que como no tenía puesta mi receta de roscón adaptada a la Thermomix aquí os la dejo. Espero que aunque hoy sea día de reyes os animéis a hacerla... no os arrepentiréis...




Si queréis optar por el amasado a mano... os recomiendo seguir estos pasos. Y no os perdáis las recetas de mis compañeras: Dit y Fet, CocinArte, Pikerita, Los cerezos en Flor, El Olor del café, Cuina per a Llaminers y La Quinta de Lúculus.









  • Ingredientes para dos roscones medianos:
  • Para la masa madre:
  • 150 gr. de harina
  • 150 ml. de leche templada.
  • 30 gr. de levadura fresca.
  • Para la masa:
  • 450 gr de harina
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • 2 cucharadas de ron
  • 3 huevos
  • 80 gr de mantequilla en pomada
  • 100 gr de azúcar (una parte puede ser azúcar invertido)
  • ralladura de naranja
  • Frutas escarchadas
  • azúcar humedecida y almendra en granillo
  • Para el relleno:
  • 750 gr. de nata para montar
  • azúcar al gusto






  • Preparación:
  • Preparamos la masa madre la noche antes y para ello deshacemos la levadura en la harina y la mezclamos bien con la leche tibia. Con un minuto en velocidad 4 servirá. Lo pasamos a un bol, tapamos con papel film y lo dejamos reposar toda la noche en la nevera. Sacamos de la nevera una hora de antes de preparar la masa para que atempere. 
  • Batimos dos huevos un minuto velocidad 4 y reservamos. En el vaso de la Thermomix ponemos la harina, la masa madre y mezclamos 1 minuto a velocidad 6. Añadimos el agua de azahar, el ron, el azúcar (yo esta vez le puse 40 gr. de azúcar invertido), la ralladura de naranja y mezclamos otro minuto a velocidad 6. Añadimos los huevos y la sal y programamos 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga. Para finalizar programamos velocidad espiga sin tiempo y vamos añadiendo la mantequilla en trozos pequeños. Con dos minutos debería bastar.
  • Dejamos reposar en el vaso bien tapado al menos una hora y amasamos de nuevo un minuto en velocidad espiga. Sacamos la masa del vaso y hacemos los dos roscones. Los pincelamos con huevo batido y los decoramos con las frutas escarchadas. Dejamos reposar de nuevo al menos una hora más.
  • Precalentamos el horno a 180º y horneamos entre 25 y 30 minutos. Para saber si está hecho hay que darle unos golpecitos en la superficie, si suena a hueco está listo.
  • Lo dejamos enfriar en una rejilla y ponemos azúcar mojada y la almendra. Rellenamos con la nata montada.


martes, 16 de octubre de 2012

Tunnbröd o Pan Polar (Cooking Challenge)

Se me acumula el trabajo. Tengo un montón de recetas pendientes para publicar pero nada, que no hay forma de sentarme un rato en el ordenador. Con el móvil todo lo que quieras, pero de ordenador nada de nada. Así que en este punto solo llego a las citas obligadas, como mi encuentro mensual con el Cooking Challenge... Que si, que esta receta está bien calentita, que siempre la hago en el último minuto pero no puedo faltar. Y este mes toca pan.... mmmmmnnnn como me gusta el olor de casa cuando uno hornea... además ahora en este tiempo apetece, que por aquí ya vienen unos airecillos de esos que te gritan pon el horno, pon el horno...



En esta ocasión hemos retrasado unos días la publicación para hacerla coincidir con el Día Internacional del Pan ya que casualidades de la vida, nuestra Maragda nos propuso hacer un pan de nombre rarísiiisimo que a mi ni me sonaba: Tunnbröd o lo que castellanizado debe querer decir en sueco Pan Polar. Se trata de un pan típico de ese país, donde se suele servir con arenques ahumados, unos bichos que deben apestar de lo lindo. Es un pan plano que se hace en una sartén lo que hace que no sea nada complicado y que puede ser crujiente o blandito. En casa ha triunfado y servido con salmón y queso está buenísimo. Os pongo la receta con la Thermomix, que es como yo amasé.

World Bread Day 2012 - 7th edition! Bake loaf of bread on October 16 and blog about it!


No podéis perderos las propuestas de mis compañeras que sin duda os sorprenderán: La Quinta de Lúculus, Los cerezos en flor, Dit i Fet, Pikerita, El olor del café, CocinArte y Cuina per a Llaminers.




  • Ingredientes: 

  • 300 gr. harina de fuerza.
  • 150 gr. harina de centeno integral.
  • 1 sobre de levadura de panadería.
  • 200 ml. agua templada.
  • 4 cucharadas de creme fraiche.  
  • 2 cucharadas de azúcar invertido o miel.
  • 1 cucharadita de semillas de hinojo.
  • 1 cucharadita de sal.


  • Preparación: 

  • Se tamiza la harina blanca y se mezcla con la harina de centeno, añadiendo las semillas y la sal. Lo ponemos todos unos segundos a velocidad 3 en la Thermomix. Se incorpora la levadura y el azúcar invertido y se mezcla a velocidad 3 sin programar tiempo. Cuando pasen unos segundos añadimos más de la mitad del agua y cuando la masa comienza a unirse ponemos la crema y agua hasta que la masa coja textura. Tiene que pegarse ligeramente al vaso. Si vemos que mezcla despacio lo podemos subir a velocidad 4. 

  • Amasamos 1 minuto con vaso cerrado velocidad espiga y lo sacamos. Hacemos una bola con la masa que dejamos reposar en un cuenco engrasado tapado con un paño húmedo una hora. 

  • Deshinchamos la masa y la dividimos en piezas, se aplastan con un rodillo y se pinchan con un tenedor. Se ponen en la sartén a temperatura media. Se tuestan unos dos minutos por cada lado. 

  • Para servirlo lo cortamos por la mitad y lo rellenamos. En esta ocasión le he puesto queso fresco mezclado con finas hierbas y salmón ahumado. 

  •  

Fuente: Va de pan. 

lunes, 10 de septiembre de 2012

Merienda: scones ingleses (Cooking Challenge)

Es curioso ver como administramos el tiempo y como lo importante de repente un día no lo es tanto. Nos adaptamos hasta llegar a un punto en el que ni siquiera nos hemos dado cuenta de que el cambio está ahí, que ya ha llegado y que a partir de ahora la cocina no es tan importante, ni disfrutar mirando recetas en casas ajenas, ni siquiera un buen libro te hace pestañear y os aseguro que son tres cosas sin las que no puedo vivir, pero ahora son secundarias. Así que pido paciencia por alargar las respuestas, perdón por espaciar las visitas y comprensión porque tengo la sensación de que este blog se actualizará poco, pero ahora mi tiempo lo reclama un bebé gordote de un mes que llegó justo un día después de la última actualización del blog, de ahí mi falta de respuesta.

Y cuando uno está inmerso en una aventura como esta, sólo ellas son capaces de hacerme desconectar de mi día a día y "regresar" al mundo de fogones y blogs, aunque nuestros mails últimamente tratan poco de cocina. No puedo resistirme a los mensajes con remitente Cooking Challenge y no puedo faltar a la cita, aunque tres minutos antes de publicar siga escribiendo esta entrada. 




En esta ocasión ha elegido propuesta Mercé de Cuina per a Llaminers y nos dejó un tema de lo más variado y con miles de propuestas, tanto dulces, como saladas... Un tema al que me hubiera gustado sacar más partido pero no ha podido ser, aunque seguro que mis compañeras os dejan con la boca abierta. Este mes en el Cooking Challenge os damos propuestas para disfrutar de una merienda. Y yo os traigo scones, esos bollitos típicos ingleses para disfrutarlos con un buen té. Una receta que se me había resistido y con la que me he quitado la espinita. Mi versión es para Thermomix.





Estas son las recetas de mis compañeras, no os las perdáis: Cuina per a Llaminers, Pikerita, CocinArte, Los Cerezos en Flor, Dit i Fet y El Olor del café.








  • Ingredientes: 

  • 270 gr. harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • una pizca de sal
  • 50 gr mantequilla
  • 120 ml. leche
  • 50 gr. azúcar
  • 1 huevo batido para pintarlos








  • Preparación: 

  • Ponemos en la Thermomix todos los ingredientes excepto el huevo. Los mezclamos en velocidad 6 durante unos segundos. La receta pedía 100 gr. de leche pero le tuve que añadir algo más. Ponemos la Thermomix en vaso cerrado y velocidad espiga como un minuto, hasta que vemos que sale una masa elástica. 

  • Extendemos con un rodillo la masa que tiene que estar gordita, como unos 2 centímetros de alta y con un cortapastas cortamos los scones. Horneamos durante 15 o 20 minutos a 200º y los presentamos con nata montada espesa y mermelada. Ideal para disfrutar a media tarde con un buen té. 


Fuente: Pasen y degusten

miércoles, 25 de abril de 2012

Hamburguesa con pan casero

Aquí estamos de nuevo, con las pilas recargadas y un plato que demuestra que para comer una buena hamburguesa no hace falta salir de casa. Podemos hacer el pan, preparar la carne bien con ternera o bien con otras muchas carnes como cruceta, pluma, pavo... y también con pescados o vegetales, ahí va el gusto de cada uno y montarse uno un fast food natural, porque como hemos hecho hasta el bollito sabemos que aquí no hay ni conservantes, ni grasas que no sean las que tienen los alimentos por separado. 

Otra ventaja de hacer esto en casa es que se pueden personalizar. Esta era más que grande, era gigante, con un pan que creció más de lo esperado y tenía como 16 cms de diámetro! las demás eran más pequeñas y a los niños podemos hacerles una simpática cara de Mickey con tres bolitas de pan... o minihamburguesas en plan aperitivo. La mayor ventaja, es qué sabemos lo que comemos! 



  • Ingredientes: 
  • Pan de hamburguesa casero
  • Carne picada de ternera
  • 1 huevo
  • Miga de pan mojada en leche
  • Vino blanco
  • Sal y pimienta
  • Tomate
  • Lechuga
  • Queso
  • Bacon
  • Cebolla frita y pepinillos

  • Preparación:
  • Yo ya no compro la carne picada, la hago en la Thermomix, así elijo la carne que más me gusta. En este caso piqué carne de Ternera de la Cabrera. Pedimos un lote porque nos la recomendó una amiga y la verdad quedamos gratamente sorprendidos, así que repetiremos.

  • Mezclamos en un bol la carne picada, el huevo batido, la miga de pan (vale pan bimbo o pan rallado), un chorrito de vino blanco, la sal y la pimienta. Dejamos macerar la mezcla al menos media hora y formamos las hamburguesas que haremos a la plancha, al igual que el bacon.

  • Montamos la hamburguesa al gusto con el queso, el bacon o las verduras, aunque un buen consejo es poner el queso encima de la carne cuando todavía está en la plancha para que funda bien.
lunes, 2 de abril de 2012

Trenza salada de brioche

Las masas, esas grandes desconocidas que reaccionan como les da la gana, que unas veces suben, otras quedan achaparraditas y sin querer despertar,... ese reto para todo cocinero aficionado que se precie. Las masas y sus levados, sus tiempos, sus mimos y sus decepciones. Mi relación con las masas ha cambiado radicalmente desde la llegada de la Thermomix a mi vida. Es cierto, que anteriormente a la maquinita ya le iba pillando el punto a lo del amasado Bertinet y mis masas no tenían nada que ver con aquellos primeros intentos en los que casi toda mi producción iba a la basura... ¡qué tiempos aquellos!


Pero desde que la máquina menea las masas no hay pereza, ni miedos, ni sufrimientos. Se acabaron las incógnitas y eso es una suerte, porque una se anima a descubrir masas como esta, una especie de brioche especialmente pensado para ser estirado ideal para una trenza dulce, salada, para hacer espirales, asar en camisa, envolver carnes o patés,... lo que se os ocurra. Una masa esponjosa y muy suave. La receta es de la Thermomix, pero amasando a mano, se hace bien.




  • Ingredientes masa brioche para  extender.
  • 150 gr. leche
  • 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 yemas de huevo
  • 20 gr. de levadura prensada fresca
  • 400 gr. de  harina de fuerza
  • 10 gr. sal (si es dulce son 50 gr. de azúcar)
  • 50 mantequilla fundida para pintar

  • Para la trenza.
  • Jamón de york
  • Queso de cabra en lonchas
  • Tomates cherry en aceite de oliva
  • Bacon
  • Orégano y sal maldon



  • Preparación
  • Ponemos en el vaso la leche y la mantequilla y lo templamos (1 minuto, 37º, velocidad 2). Añadimos las yemas y la levadura y lo mezclamos (10 segundos vel.2.). Se añade a la masa la harina, la sal y mezclamos (15 segundos, vel. 6). Amasamos bien hasta que quede elástica (2 min. vaso cerrado vel. espiga)
  • Dejamos que la masa repose durante media hora y ya la podemos utilizar para cualquier preparación..






  • Para hacer esta trenza estiramos la masa y la cortamos en forma de rectángulo. Marcamos tres partes verticales en la masa y en la central ponermos el relleno. En este caso, jamón, queso, bacon y tomates cherry en aceite. Con un cortapastas hacemos cortes diagonales en los extremos y los vamos cruzando por encima de la parte central formando la trenza.

  • Cerramos, si queremos dejamos que repose una media hora (no es necesario porque el brioche sube más que una masa normal) y mientras precalentamos el horno a 180º.
  • Pintamos la trenza con huevo batido, espolvoreamos orégano y sal maldon que le dará un punto muy sabroso y horneamos al menos 35 minutos.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Pan de hamburguesa

Esto de meterse en harina en casa tiene su peligro. Sí, mucho peligro. Una siempre ve recetas espectaculares, bollería divina y claro, prueba en casita y si no sale, insistes, hasta que al final descubres que tus bollos son igual de ricos que los de la pastelería o panadería y ay!!!! estás perdida y condenada a amasar a las diez de la noche, hornear pasadas las doce o levantarte bien prontito para rascar minutos. A la etiqueta de mamá trabajadora se une la de pirada del horneo casero y ya sabéis, queridos compradores compulsivos de harinas de fuerza, las masas no son para prisas, necesitan mimo, tiento y tiempo... ¿pero quién tiene tiempo? ¿os sobra? 



En fin, que me voy por las ramas y yo venía a contaros que el otro día me puse a hacer bollos de hamburguesa sin tener claro que me fueran a salir y no tuvierámos que convertir la cena en filetes rusos, por aquello de que con el empanado cunden más. Ya sabéis, amasa, reposo, bolea, reposo... en definitiva, que uno mira la masa con mimo y cierto respeto rezando hasta en sumerio para que ese mágico proceso salga bien y el resultado sea más o menos digno. Y esta vez, fue mucho más que eso, fue una pasada auténtica. Así que me veo condenada a amasar bollos de hamburguesa el resto de mi vida, porque a ver, quien es el guapo que compra ahora los bollos industriales cuando los míos están mucho mejor, son más sanos, tienen menos grasas saturadas y encima les podemos poner semillas de sésamo a discreción. No hay color. Y como la receta salió a las mil maravillas aquí os la dejo, para que os aventuréis y hagáis hamburguesas caseras, que son más saludables que las compradas, sabemos que ingredientes llevan y da mucho gustito ver como vuelan de los platos. La receta de los bollos la he encontrado en Goonie Delikatessen.  Para hacerla a mano seguís los mismos pasos que con la máquina, pero ya sabéis, dándole al estilo Bertinet en el amasado.



  • Ingredientes: 
  • 350 gr de leche
  • 55 gr de mantequilla
  • 7 gr  de levadura fresca
  • 2 huevos
  • 540 gr harina de fuerza

  • 10 gr sal
  • 45 gr de azúcar

  • Semillas de sésamo








  • Preparación: 

  • Ponemos en el vaso de la Thermomix la leche, la mantequilla y la levadura y mezclamos (20 seg. temp. 37º vel. 5) Añadimos un huevo (si es grande mejor) ligeramente batido, la harina, el azúcar y la sal y programamos 5 min. vel. Espiga. Dejamos que crezca en el vaso hasta que salga por el vocal (entre una y dos horas). La sacamos del vaso y la boleamos. Dividimos en bolas, a mi me salieron siete panes un poco grandes, creo que la mejor medida son como 9 o 10. Les damos forma y las colocamos en la bandeja del horno. Dejamos fermentar hora y media o hasta que doblen.

  • Con el horno a 200º, lo rociamos con agua justo antes de meter las hamburguesas para que haga vapor. Pintamos los bollos con huevo batido, espolvoreamos las semillas de sésamo  y horneamos unos 15 minutos más o menos.

sábado, 21 de enero de 2012

Surtido de Tortitas by Nigella

"Me encanta la comida, me fascina meterme en la cocina y disfruto cocinando". Esto que perfectamente podría decirlo yo y cualquiera de los que leéis este blog lo dice Nigella Lawson en su libro "Comida rápida y saludable". Esta frase, acompañada del típico tópico de la falta de tiempo es la excusa para montar un estupendo recetario de comida rápida, si rápida y no por eso comida basura. Este libro es magnífico, una sorpresa tras otras y creo que de todos los que tengo es el que más post it de colores tiene puestos marcando recetas para cualquier día de la semana. Además el recetario está organizado de una forma nada convencional. Vamos que las recetas se agrupan en temas como "Speedy González", "A contrarreloj"o "Retro rápido" por ejemplo.

Reconozco que lo mio se está convirtiendo en un problema. No me resisto a comprar libros de cocina y mi colección va en aumento. Hasta ahí bien, el problema es que yo si que no tengo ni espacio suficiente en casa ni tiempo para cocinar todo lo que me gusta en los muchos libros que ya acumulo. Además, tengo un par de joyitas con las que ando de lo más liada y que espero que me den muchas buenas sorpresas.

Estas tortitas que os traigo hoy son las de Nigella. Espectaculares de ricas y además con truco, ya que uno puede hacer un surtido de tortitas instantáneo, es decir, dejar mezclados los ingredientes secos y levantarse por la mañana, sacar 150 gr. de la mezcla y marcarse unas tortitas espectaculares en 5 minutos. Así, sin más. Todo un lujo. Además el surtido se puede preparar para regalar.




  • Ingredientes para el surtido de tortitas:

  • 600 gr. de harina
  • 3 cucharadas soperas de levadura en polvo
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de sal
  • 40 gr. de azúcar avainillado

  • Mezclamos todos los ingredientes y se guardan en un bote hermético.





  • Tortitas:

  • 150 gr. de surtido de tortitas
  • 1 huevo
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharada sopera de mantequilla derretida



  • Preparación:

  • Al surtido de tortitas le añadimos el huevo, la leche, la mantequilla y lo batimos bien hasta que se integre.

  • Calentamos una plancha planta o una sartén antiadherente. Si vemos que se pega un poco podemos pincelarlo con un poco de mantequilla. Echamos cucharada y media o dos cucharadas de masa en la plancha y cuando aparezcan burbujas en la superficie le damos la vuelta. Dejamos que se doren por ambos lados y servimos. Salen unas 15 tortitas de 8 cm.

  • Servimos acompañadas de sirope de arce, de fresa, nata...
martes, 27 de diciembre de 2011

Roscon de Reyes II (Amasado a mano)

En estas fechas nos volvemos tradicionales y no renunciamos ni a las costumbres de nuestros abuelos ni a las modernidades que salen en el mercado. Eso hace que en nuestra mesa no falte la comida viejuna, como diría El Comidista, mezclada con platos de nombres impronunciables. Porque a ver, ¿quién no ha tenido en su mesa las clásicas peladillas que siempre se quedan al fondo de la bandeja? y ¿qué pasa con ese turrón de mazapán con frutas escarchadas que casi nadie prueba? En mi casa solo le gustaba a mi abuelo, pero a pesar de que hace años que él ya no está, no falta una tableta de ese turrón de mazapán. ¿Nos anclamos con la esperanza de recuperar esos momentos en los que fuimos felices sin saberlo o nos puede el ansia de la gula y el consumismo? No tengo la respuesta, pero si se que hay costumbres a las que yo no renuncio, entre ellas preparar yo misma el roscón de reyes.

No se si os lo he dicho alguna vez, pero soy cabezota y si me interesa una receta insisto con ella una y otra vez, hasta darle el punto ideal. Eso me ha pasado con el roscón. Desde hace varios años preparo cada 5 de enero el roscón de reyes buscando la receta perfecta, esa que compita con el roscón de la famosa Pastelería Gil de Salamanca que es el que siempre había en casa y que todavía algún año aparece en la mesa para hacerle la competencia a mi rosca casera. Este sin duda es el mejor roscón que he preparado, por el sabor y por la textura, aunque esto último espero mejorarlo este año adaptando la receta a la Thermomix para ver si logro darle más aire todavía a la masa. Es una mezcla de mi receta de roscón y la forma de prepararlo de Pam, de Uno de Dos. Una receta  que a mi me funciona y que prepararé este año aunque en lugar de amasar a mano, lo haré con la máquina. 


Ingredientes:
600 gr de harina
30 gr de levadura fresca
150 ml de leche templada
1 pizca de sal
1 cucharada de agua de azahar
2 cucharadas de ron
3 huevos
80 gr de mantequilla en pomada
80 gr de azúcar
Frutas escarchadas
azúcar humedecida y almendra en granillo

Para el relleno:
750 gr. de nata para montar
azúcar al gusto

Preparación:

Empezamos con la masa madre que preparemos la noche antes. Para ello mezclamos 150 gr. de harina con la leche templada y la levadura. Ponemos la harina en un bol, desmigamos la levadura y añadimos la leche removiendo hasta que la levadura esté disuelta. Lo mezclamos bien y lo dejamos reposar en la nevera toda la noche tapada con un film transparente. Antes de preparar el rosón lo tenemos una hora a temperatura ambiente.

Batimos dos huevos hasta que blanqueen y los reservamos. En un cuenco grande ponemos el resto de la harina, la masa madre y vamos mezclando, añadimos el agua de azahar, el ron, el azúcar (se le puede poner una parte de azúcar invertido) y vamos mezclando. Añadimos los dos huevos con la sal y amasamos.  Al finalizar añadimos la mantequilla en trozos pequeños y amasamos bien (unos 15 minutos) hasta que se integre. La masa debe quedar suelta, aunque se pega a las manos un poco.

Una vez amasado, se hace una bola y se deja reposar hasta que doble el tamaño (mínimo una hora) cubierta con un paño en el horno apagado para evitar corrientes.

Una vez hecho el primer reposo, la amasamos un poco y hacemos la forma de rosca, la pincelamos con huevo batido y la decoramos con las frutas escarchadas. Hay que dejarla reposar de nuevo como mínimo una hora, mejor si son dos o tres en una bandeja de horno forrada con papel de horno.

Precalentamos el horno a 180º y lo horneamos durante 30 minutos. Para saber si está hecho hay que darle unos golpecitos en la superficie, si suena a hueco está listo. 

Lo dejamos enfriar en una rejilla y ponemos azúcar mojada y la almendra.

Para el relleno montamos nata con azúcar y si tenemos a mano conviene ponerle un sobre de estabilizante de nata, para que quede firme y no se caiga con el peso del roscón. Abrimos el roscón con cuidado de que quede cortado al mismo nivel. Metemos la nata en una manga pastelera y lo rellenamos. Se pueden añadir figuritas envueltas en papel film, un haba...
lunes, 10 de octubre de 2011

Casatiello napolitano (Cooking Challenge)

Ya somos mayores. Hemos dejado atrás la adolescencia y hemos cumplido la mayoría de edad. El Cooking Challenge cumple 18 recetas y he tenido la suerte de ser yo la que elija la de este mes. Estamos hartas de decirlo, pero es verdad. Es más que un placer cocinar mes a mes con unas mujeres maravillosas con las que compartir el día a día, además de la pasión por la cocina.

No tenía muy claro qué receta elegir y había varias ideas rondándome la cabeza, hasta que de casualidad me topé con esto. Un Casatiello Napolitano. Me encantó y propuse a mis compañeras preparar esta especie de brioche salado. Ninguna se opuso, ni siquiera Lourdes y Nuria, que por la celiaquía o las intolerancias lo tienen mucho más difícil, así que gracias.
El Casatiello Napolitano es una torta salada, muy parecida a un panettone en la textura que es tradicional en la cocina napolitana. Un brioche que lleva salami y provolone o pecorino y que tradicionalmente va decorado con huevos cocidos en la parte superior, aunque yo los he suprimido. La receta que he utilizado es del libro El aprendiz de Panadero de Peter Reinhart, aunque yo le he puesto un poco de jamón serrano por aquello de darle un toque más nuestro.

Espero que disfruteis con las recetas de mis compañeras: Dit i fet, La Quinta de Lúculus, Los Cerezos en Flor, Cocinarte, Pikerita, El Olor del Café y Cuina per a Llaminers.


  • Ingredientes:
  • Esponja
  • 65 gr. de harina de fuerza
  • 9 gr. levadura instantánea
  • 240 ml. leche entera o suero de leche templados

  • Masa
  • 450 gr. de harina de fuerza
  • 7 gr. de sal
  • 14 gr. de azúcar
  • 2 huevos ligeramente batidos
  • 170 gr. mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 170 gr. de provolone
  • 70 gr. de salami
  • 70 gr. de jamón serrano

  • Preparación:
  • Hacemos la esponja y para ello mezclamos la harina y la levadura en un cuenco. Incorporamos la leche hasta obtener una masa parecida a la de las crepes. Tapamos con un film y dejamos uqe fermente una hora a temperatura ambiente.

  • Cortamos el salami y el jamón en dados (se pueden usar carnes como el bacon, salchichas...). Picamos también el provolone. Lo reservamos.

  • Una vez ha espumado la esponja preparamos la masa. Yo lo he amasado con la thermomix, pero se puede hacer a mano sin ningún problema. En el vaso o en un bol combinamos la harina, la sal y el azúcar. Añadimos los huevos y la esponja y amasamos hasta que todos los ingredientes formen una bola heterogénea. Con la thermomix yo le puse 2 minutos velocidad espiga. Dejamos que la masa repose 10 minutos y partimos la mantequilla en varios trozos. Programamos la máquina sin tiempo a velocidad espiga y vamos añadiendo los trozos de mantequilla uno a uno. Hasta que no se integre uno no añadimos el siguiente. Si lo hacemos a mano el proceso es el mismo. Añadimos la mantequilla y amasamos hasta que se integre cada trozo.

  • Amasamos la masa hasta que quede suave y pegajosa o hasta que veamos que se separa del vaso en el caso de la Thermomix.Cuando la masa esté suave añadimos los trozos de carne y los mezclamos. Incorporamos el queso. Untamos un bol con aceite y ponemos en el la masa tapada con film. Dejamos reposar hora y media o hasta que doble su tamaño. Otra opción es dejar reposar la masa sin añadir la carne y cuando esté grande estirarla como una placa cuadrada, poner encima la carne y el queso y enrollarla para colocarla en un molde de corona. Esto da un casatiello con la carne en el centro al cortarlo.

  • Una vez que la masa ha reposado, pulverizamos el molde que vayamos a usar con aceite de oliva, moldeamos una bola con la masa y la colocamos en el molde. Es recomendable hacer un reborde con papel, estilo panettone para que suba hacia arriba. Tapamos con un paño y hacemos el último levado dejándola reposar entre 60 y 80 minutos.

  • Precalentamos el horno a 175 grados y horneamos entre 30 y 40 minutos dependiendo del tamaño de la pieza. Sacar inmediatamente, desmoldar y dejar enfríar sobre una rejilla.

Se puede consumir frio o templado y con estas cantidades sale un pan muy grande o dos medianos.
jueves, 30 de junio de 2011

Coca de San Juan rellena de nata (TMX)

Sí, ya ha pasado y sí, llego con retraso y en los últimos minutos de descuento de junio, pero como esta coca está tan rica no hace falta que sea San Juan para disfrutar de ella... de esa masa blandita, esponjosa, dulce y tremendamente buena. Debe ser que la Thermomix amasa mejor que yo (vaya descubrimiento) porque sinceramente, hay bastante diferencia entre esta y las que he amasado a mano. También es verdad que lo de amasar no es lo mío, lo hago y con el tiempo voy mejorando, pero me temo que nunca llegaré a este punto.


Como cuando algo funciona bien no me suele gustar cambiar, es la misma receta que publiqué aquí, en el reto del Cooking Challenge, lo único que está hecha con la maquinita. Os la pongo, pero tenéis las cantidades y todo tanto en mi entrada, como en la original, que es de Gastronomía y Cia. Salieron dos cocas de buen tamaño, una la rellené con crema pastelera y otra con nata montada. Las dos estaban buenísimas, así que... ¿qué tal una coca para este fin de semana? ;)))))



Ingredientes:

Masa madre
100 gramos de harina de fuerza
100 mililitros de leche tibia
30 gramos de levadura fresca

Para la coca
350 gramos de harina de fuerza
130 gramos de azúcar
45 gramos de leche
2 huevos
80 gramos de mantequilla
ralladura de un limón
esencia de vainilla
agua de azahar
un poquito de sal
crema pastelera
piñones
azúcar humedecida
nata montada


Preparación:

Si quieres ver la receta hecha a mano en lugar de en Thermomix, pincha aquí. Preparamos la masa madre la noche antes mezclando todos los ingredientes en un bol. Lo tapamos y lo dejamos en la nevera.

Ponemos en el vaso de la Thermomix la leche, una pizca de sal, el limón, un poquito de esencia de vainilla, la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar. Programamos 15 segundos, 40º velocidad 2.

Añadimos los huevos, un chorrito de agua de azahar y lo mezclamos unos segundos a velocidad 3. Se añade la harina (yo tuve que ponerle un poco más de la que manda la receta) y la masa madre. Se programa 4 minutos a velocidad espiga y se saca del vaso.

Extendemos la masa con un rodillo sobre un silpat o un papel de horno y lo ponemos en la bandeja de hornear. A mi me salieron dos cocas. Lo dejamos reposar hasta que doble su tamaño (una hora o una hora y media) vamos precalentando el horno a 180º y lo decoramos con la crema pastelera, azúcar, piñones (frutas escarchadas, guindas... )

Horneamos unos 18 minutos (depende de cada horno) y cuando esté fría la abrimos y la rellenamos con la nata montada.
martes, 15 de marzo de 2011

Panecillos con queso de cabra y tomate seco (Xabier Barriga)

Al ponerme con esta entrada me acabo de dar cuenta de las ganas que tengo de amasar de nuevo... pan que veo, pan que quiero preparar, incluso aunque sea mio... una lástima que no tenga todo el tiempo que necesitan los levados porque me encantaría hornear pan al menos un par de veces a la semana. Me encanta el olor del pan recién horneado... es lo mejor del mundo.


Esta receta es de Xabier Barriga. No tiene ninguna complicación y salen unos panes bastante ricos para un aperitivo, una merienda o el inicio de una cena. Es de su libro Pan. Hecho en casa y con el sabor de siempre.

Ingredientes:

500 gr. de harina de fuerza
10 gr. de sal
300 ml. de agua templada
10g de levadura fresca de panadero
1 cucharada de albahaca fresca picada
Rodajas de queso de cabra
Tomates secos (yo le puse tomates secos amarillos en aceite)

Preparación:

Se ponen todos los ingredientes de la masa en un bol menos la levadura y el agua. Mezclamos y vamos añadiendo poco a poco el agua. Amasamos y cuando está casi al final del amasado añadimos la levadura. Terminamos de amasar y dejamos reposar 45 minutos en un lugar sin aire y cubierto con un paño húmedo.

Cortamos porciones de masa (salen unas 20) y formamos bolas redondas que se colocan sobre la placa del horno donde se dejan para un segundo levado durante una hora. Precalentamos el horno a 250°C con una olla dentro llena de agua y trapos de cocina para crear vapor.

Con una tijera vamos haciendo cortes a cada panecillo y ponemos una rodaja de queso de cabra y un tomate seco pinchándolos con un palillo. Bajamos el horno a 210º y los cocemos unos 15 minutos hasta que se doren. Se pintan con aceite de oliva.
miércoles, 24 de noviembre de 2010

Brioche de pasas y piña

Llegó el frío, la respiración se corta nada más asomar la naricilla por la puerta, ha comenzado a helar por las noches y a amanecer con niebla. Conclusión, es el momento de amasar y hornear porque no hay nada que anime más y reconforte más que entrar en casa y que huela a bizcocho o pan casero y ya si puedes disfrutarlo con un té bien caliente o un chocolate es ideal. Eso sí, para que el plan sea el no va más, hay que comprobar mirando por la ventana que fuera todos echan humo blanco y frío por su boca... vamos, que es un chincha que mira lo que tengo y tú no!



De esta receta me enamoré a primera vista... fue vérsela a Pilar (Lechuza) y me dije, esto lo tengo que probar y vamos, me faltó bien poco que a los pocos días estaba ya con el horno encendido y la masa lista. Lo único que le varié es que además de pasas le puse piña deshidratada que daba un delicioso dulzor cuando te encontrabas un trocito. Si os gustan los brioches, este no dejéis de probarlo porque el proceso no es nada complicado y el resultado es inmejorable.


Ingredientes:
1 huevo
50 gr azúcar
250 ml leche
15 gr levadura
30 gr mantequilla
Un puñado de pasas (yo las hidraté en ron)
Piña deshidratada en trocitos
400 gr harina
esencia de vainilla
1 pizca de sal

1 huevo batido
1 cucharada de leche


Preparación:

Se pone a calentar la leche y se disuelve en ella la levadura. Aparte se bate el huevo con el azúcar y la esencia de vainilla. A esta mezcla se le añade la leche templada y se va integrando la harina poco a poco. Amasamos y cuando está hecha se le pone la mantequilla a temperatura ambiente y en trozos. Amasamos hasta que esté lisa.

Dejamos reposar unos 45 minutos (yo la dejé un rato más) y se vuelve a amasar. Se le añaden las pasas y los trocitos de piña deshidratada y dejamos reposar otros 45 minutos.



Para hacerle la forma se hace un rollo alargado doblando la masa sobre sí misma y se pone en un molde de plum cake o de pan forrado con papel de horno. Se deja reposar una media hora y antes de meterlo al horno, que habremos precalentado a 200º, se baña con un huevo batido con una cucharada de leche.

Se hornea unos 30 minutos.

sábado, 16 de octubre de 2010

Figacitas argentinas (Día Mundial del Pan)

Hoy es el Día Mundial del Pan y esta es mi primera aportación al evento ya que mi afición por el pan hecho en casa me llegó no hace mucho. Pan, un alimento básico, fundamental en nuestra dieta que ha sido a lo largo de la historia el mejor arma contra el hambre. En Europa, Oriente Medio, India y América forma parte de la dieta tradicional y en la mayoría de los casos se hace con harina de trigo o centeno, aunque afortunadamente el mundo del pan evoluciona y cada vez más se buscan otras harinas y otras combinaciones, sobre todo para las personas que padecen intolerancias.



Esta es una receta no apta para intolerantes. Afortunadamente en casa no tenemos celíacos y por tanto he usado harina normal, de la que encuentras facilmente. No tengo la necesidad de buscar harinas sin gluten, probar y probar recetas hasta dar con un pan que parezca y sepa a pan ni pelearme con medio mundo para encontrar comida sin gluten fuera de casa. Toda una odisea en un país que todavía está a años luz de normalizar la situación de los celíacos.

Por esto esta receta además de conmemorar el día del pan está dedicada a Lourdes, una mujer valiente que siempre encuentra una alternativa sin gluten que ofrecer a su familia aunque eso suponga tener que hacer un montón de pruebas en su cocina. Ella reivindica un logo sin una espiga que excluye a los celíacos, y en eso, estoy con su causa. El pan es mucho más.

World Bread Day 2010 (submission date October 16)

Y ahora vamos con la receta. Mi aportación al Día Mundial del Pan son unas Figacitas argentinas. Un pan sencillo de preparar que permite todo tipo de acompañamientos. La receta es de Xabier Barriga y la he sacado de su libro "Pan hecho en casa y con el sabor de siempre". No puedo hornear siempre que quiero, pero reconozco que es cierto que esto engancha y disfruto mucho con las manos en la masa.

Ingredientes:

500 gr. de harina de fuerza
10 gr. de sal
5 gr. de harina de malta (yo no le puse)
225 ml. de agua
65 gr. de manteca de cerdo (vale mantequilla)
20 gr. de levadura fresca
Mantequilla para pintar



Preparación:

Se mezclan todos los ingredientes de la masa menos la levadura, que se incorpora cuando falten unos pocos minutos para acabar el amasado. Dejar reposar la masa cubierta con un paño húmedo durante 15 minutos.

Se estira la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 2,5 cm. Se espolvorea la masa con harina y se hace un pliegue sencillo. Se vuelve a estirar con el rodillo y se hace otro pliegue.

Se vuelve a dejar en reposo y pasados otros 15 minutos se vuelve a pasar un rodillo hasta dejar un grosor de 1,5 cm. Con un cortapastas de 8 cm. se hacen las distintas piezas y se ponen en una bandeja con papel de horno. Se pintan las piezas con mantequilla y se ponen en un lugar cálido y sin corrientes de aire durante una hora para que fermenten tapadas con un paño húmedo.

Se precalienta el horno a 250º. Justo antes de meter los panes se rocía con agua para generar vapor. Se baja la temperatura a 210º y se hornean las figacitas durante unos 20 minutos.
jueves, 16 de septiembre de 2010

Crakers

Hacer sentir bien a los que tienes al lado puede ser muy sencillo... me gusta cruzarme con gente por la calle que lleva esa sonrisa de estar todavía con la mente en la conversación que acaban de tener, en el encuentro que acaban de vivir... esa mirada perdida y esa cara que muestra que muchas veces, afortunadamente más de las que imaginamos, lo pequeño es grande y lo sencillo lo más importante en la vida.

De eso va esta entrada, de encuentros, de sonrisas bobaliconas después de una grata conversación, de amistad en la distancia y, como siempre, de cocina. Gracias Mai por poner en mi cara una gran sonrisa. Es lo que tiene la amistad, surge donde uno menos lo espera, sorprende y últimamente soy muy afortunada en amigas.



Y como esto sigue siendo un blog de cocina, hoy os traigo una receta muy querida porque es un regalo de Maite (otra vez gracias), de Hierbas y Especias. Es una receta que me envió un día porque creyó que me gustaría, para que yo se la regalara a quien quisiera y después de muchos meses en mi "nevera recetil" os la pongo para que sigan las sonrisas, en este caso ese tipo de mueca tontorrona que se nos queda a muchos cuando probamos algo rico, rico... Creo que no podría haberla publicado en otro momento mejor.


Ingredientes:

250 gr. de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1/2 cucharadita de sal
2 cucharadas de sésamo
2 cucharadas de semillas de amapola
60 gr. de mantequilla en pomada
125 ml. de agua fría
un poco de pimienta molida


Preparación.

Precalentamos el horno a 180º y mientras se calienta mezclamos los ingredientes secos en un bol, añadimos la mantequilla y se va poniendo agua. Amasamos y hacemos una bola que dividimos en varias partes.

Extendemos la masa con un rodillo hasta que quede finita y vamos haciendo las formas de las galletas con cortapastas, un cuchillo o cualquier molde que nos sirva como un vaso (es de lo más práctico si no tienes cortadores). Vamos poniendo las galletas sobre una bandeja cubierta de papel de hornear. Y se hornean unos 20 minutos, como cada horno es un mundo más o menos hasta que estén dorados.

Se conservan frescos unos cinco días guardados en una lata (esto en teoría porque en casa no duraron tanto). Si con el paso de los días se quedan un poco blandos se pueden meter un poco el horno y como nuevos. Son magníficos para el paté, el queso y cualquier aperitivo untable.

* Sígueme en tu mail *