martes, 13 de octubre de 2015

Pan Challah con doble trenza-Cocina Judía (Cooking Challenge)


Este reto ha sido como quitarme una espinita. Hace unos meses participé en el reto Desafío en la Cocina y fue entonces cuando busqué recetario de comida judía que al final no utilicé. Desde entonces tenía en mente este pan que lleva consigo una gran simbología. Una receta de esas en la que cada parte tiene un porqué, en la que todo significa algo y que me gustan porque son algo más. 

El challah es un pan especial, es un pan de fiesta, es el pan para el shabat, simboliza la bondad de Dios y la trenza se separa en doce para recordar a las doce tribus de Israel. El challah de fiesta se hace con doble trenza. 



La receta original es del gran Peter Reinhart, sale un pan gigante, con una miga esponjosa que hace que los tres levados con su tiempo de espera merezca la pena. Se puede poner más azúcar, para que el resultado sea más dulce ya que este pan permite muchas elaboraciones posteriores con el. 

Este reto va por Lourdes, que es quién a tenido la idea y porque ella siempre trabaja un poco más para adaptarse al sin gluten y nunca, nunca, nunca se queja cuando le ponemos las cosas difíciles. 


No os perdáis las recetas de mis compis: Pikerita, Los Cerezos en Flor, La Quinta de Lúculus y Dit i Fet. 




Ingredientes. 
500 gr. harina
30 gr. azúcar
1 cucharadita de sal
1 1/3 cucharadita de levadura seca de panadería
2 cucharadas de aceite
2 huevos grandes
2 yemas de huevo
210 ml de agua (puede admitir hasta 260ml.)
2 claras de huevo a punto de nieve.
Semillas de sésamo




Preparación. 
Mezclamos la harina con la sal, el azúcar y la levadura y reservamos. En un bol mezclamos los huevos, las yemas, el aceite y el agua, en principio los 210 ml. y lo batimos a mano. Añadimos esta mezcla a la harina y comenzamos a mezclarlo. Se puede meter en el robot amasador a velocidad. Tenemos que obtener una bola y si hace falta se puede añadir un poco más de agua, yo le puse como otros 30ml. más.

Ahora toca amasar durante diez minutos a mano o en el robot. Yo le puse 3 minutos en la thermomix a velocidad espiga. Se puede corregir de harina si vemos que hace falta, pero sin pasarse que cuanta más harina se añada, mas contundente saldrá el pan en la miga. Tiene que dar una masa blanda pero no pegajosa, según Reinhart y sale. Si se amasa a mano lo mejor es combinar amasados y reposos en la masa.
Engrasamos un cuenco y ponemos a reposar el pan. Ojo, cuando lo dejamos en el cuenco hay que darle una vuelta para que se impregne de aceite toda la superficie de la bola de masa. Tapamos y dejamos fermentar una hora.

Sacamos la bola de masa y la desgasificamos amasándola a mano durante dos minutos. Volvemos a hacer la bola y de nuevo al cuenco para que fermente al menos otra hora más.

Sacamos la masa y reservamos un tercio para la trenza pequeña. El resto lo dividimos en tres bolas y dejamos descansar la masa diez minutos. Las modelamos en tiras y hacemos la trenza de tres cabos empezandola por el centro y cerrándola en los laterales por abajo. Hacemos lo mismo con la trenza pequeña y la ponemos encima.

La pasamos a la bandeja del horno forrada con papel y barnizamos con el huevo. Rociamos la masa con un pulverizador de aceite y dejamos reposar de nuevo a temperatura ambiente durante al menos una hora.

Precalentamos el horno a 160º. Volvemos a pincelar el pan con huevo, espolvoreámos con semillas de sésamo y lo horneamos unos 20 minutoss (depende de cada horno). Damos la vuelta a la masa y horneamos otros 20 minutos. Yo tuve que ponerle un papel de alumino en la parte de arriba porque se doró con mucha facilidad y le deje un poco menos de los 20 minutos.




9 comentarios:

Las Chachas dijo...

Una delicia!! Menudo dorado tiene la corteza y lo esponjoso que se ve el interior. Desde luego que merece la pena esperar las fermentaciones!!
Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

Anónimo dijo...

Hola, me ha quedado la duda de para qué sirven las claras a punto de nieve. Están en los ingredientes pero no en el proceso.

Quo dijo...

Las claras montadas se usan para pintar el pan dos veces, antes y despues de levar. Pone solo huevo, quiza deberia haber especificado mas!

Lourdes Santos dijo...

A ver... ¡que no he aprendido a hacerle doble trenza a mi hija!.. ¿Cómo leñes se le hace a un bollo? jajaaaa... Ya he visto ya.
Me llama la atención que son 3 levados ¿verdad? Algo importante que debo experimentar porque no veas la bollería sin gluten como se las trae... el pan vaya que baya pero la bollería.. ufff
Muchas gracias por participar hermosisima!!!

Fani Puntodenieve dijo...

Te ha quedado perfecto!!! Qué pintas ese interior tan esponjoso!
La verdad es que nunca he probado a hacerlo en casa, pero después de ver cómo ha quedado éste me temo que no tardaré en prepararlo!
Un beso!

Mª Jose-Dit i Fet dijo...

Uauuu con la boca abierta me has dejado, te quedó un pan impresionante!!! La historia detrás de esta receta me ha parecido preciosa...y para qué mentirte...cómo me gustaría poder sentarme contigo a la mesa para repartirnos unas cuantas rebanadas ;)
Un besazo querida amiga!!!

Elvira dijo...

Si es que el pan tiene miga verdad? Te ha quedado precioso con esa doble trenza!! Precioso amiga!! Podríamos quedar para comprobar lo bueno que nos han quedado a las dos jajajaja creo que es la primera vez que coincidimos verdad? Una maravilla de pan te ha quedado guapa! Un besazo

rosa dijo...

Una preciosidad éste pan, y seguro que està buenisimo, me encantaria participar a estos desfiles culinarios que haceis, pero donde me inscrivo ? ?
Un saludo..
Rosa

La Quinta de Luculus dijo...

Rosa!!!!

Estás que te sales!!!! Que barbaridad de rico y pintaka de este pan... si te hace... traigo una buena mantequilla soriana y un buen surtido de mermeladas y nos lo ventilamos con un buen café y entre risas y risas y complicidades.

Un gran abrazo de osa parda! ;)

* Sígueme en tu mail *