domingo, 23 de febrero de 2014

Tarta de queso y cuajada y Degustabox

Esta receta es un clásico en mi casa. Es la tarta de queso que más gusta y la que más repetimos. No falla. Rápida, sin horno y rica. Lo tiene todo. Esta vez la presentación está hecha en vasitos, pero sale una tarta de buen tamaño y no os cortéis con la mitad de las cantidades, os aseguro que no sobrará nada de nada. En esta ocasión la mermelada que he usado es de La Vieja Fábrica. Me encanta esta marca, no solo por la calidad, sino también por la variedad de sabores... me encanta la de piña y la de naranja amarga. Son otro clásico en mi casa. Esta que he utilizado es de arándanos, me la enviaron en el lote de Degustabox de diciembre y tenía pendiente publicar la entrada porque la verdad es que esta tarta, aunque yo la he presentado en vasitos, está bien rica. 




El lote de diciembre fue espectacular... Bombones de Lintz, uno de cada sabor y sinceramente todavía no sé cual me gusta más, dos bolsas Kettle Chips buenísimas, galletas Nonna Emma que volaron nada más abrir el paquete, un zumo de Cuckoo que tengo escondido para hacer un cóctel y poneros otra recetita, una crema de verduras y berenjenas asadas de Knorr que para mi sorpresa (no suelen gustarme mucho estos preparados) estaba muy rica y que te salva de un apuro en un plis, un paquete de pasta de Garofalo con su salsa y una crema de espárragos en sobre de Knorr también. Un lote gourmet total.





  • Ingredientes. 
  • Un paquete de galletas
  • 70 gr. de mantequilla 
  • Un litro de nata
  • 300 gr. de queso en crema
  • Un vaso de azúcar (unos 200 gr. aunque esto va al gusto, queda dulce)
  • Un vaso de leche
  • un sobre de cuajada. 
  • Mermelada de Arándanos La vieja Fábrica
  •  





  • Preparación.

  • Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida. Hacemos la pasta y la ponemos al fondo del molde. Dejamos enfriar en la nevera mientras preparamos la crema de queso.
  • Disolvemos el sobre de cuajada en el vaso de leche y reservamos. Ponemos en una cazuela la nata, el queso y el azúcar. Movemos con las varillas mientras damos calor. Cuando vemos que está a punto de hervir añadimos la cuajada con la leche y dejamos que cueza la mezcla cinco minutos sin dejar de remover. 

  • Echamos la crema de queso sobre las galletas y dejamos enfriar. Es mejor que la tarta repose de un día para otro. Desmoldamos y antes de servir le ponemos la mermelada por arriba. 



7 comentarios:

Natalia dijo...

Los postres en vaso me vuelven loca, y esta tarta no iba a ser menos. Estupenda receta.

Besos

Enrique y Pilar Gonzalez dijo...

La tarta de queso es de mis favoritas, me gustan todas......pero asi presentada en vasitos me resulta irresistible!!!.
Besos.

Recetecum dijo...

Que original presentarla en vasitos, te han quedado ideales y las cantidades en vasitos ¡genial! ¡un abrazo!

MªJose-Dit i Fet dijo...

Me partoooo!!!! Si es que hasta en la elección de la receta con los productos de Degustabox tenemos que coincidir...estamos en onda querida mía :) Me ha gustado mucho tu propuesta de los vasitos, creo que te la voy a copiar. Un besazo guapa

Alba Dicesi dijo...

Qué buena idea hacer la tarta así, para mi es lo ideal.
Me suelo liar mucho cuando hago una cena o comida para invitados, e incluso en las celebraciones familiares. Por eso siempre busco postres fáciles pero que sean resultones y el tuyo lo reúne todo.
Tomo nota.
Besos.

Maria Dolores dijo...

Una tarta de queso y cuajada riquísima y como se puede presentar en vasitos es muy resultona.
Besos

Elvira dijo...

A mi me pones una tarta de queso horneada o no y me como hasta el vaso, es mi perdición!! Esas mermeladas me encantan, cuando bajo, buaaaaaaaa ...perdona que me limpio las lágrimas, es que hace tanto que no voy a casa..., bueno que cuando estoy allí acaparo de diferentes sabores para disfrutarlas a lo largo del año. Un besazo amiga

* Sígueme en tu mail *