lunes, 24 de septiembre de 2018

Granola en olla lenta. Desayunos (Cooking Challenge)


Desayunos. En esas estamos y en esta ocasión os traigo granola. Un descubrimiento maravilloso porque no lo dudéis, la hecha en casa no tiene nada que ver con la comprada. Me gusta con yogur griego o sola. Sin más… y la ventaja de hacerla en casita es que uno añade los ingredientes que le gustan más… Yo le pongo, además del plátano deshidratado que es típico de la granola, piña, manzana con canela y manzana normal también deshidratada. Me encanta encontrar los trocitos de fruta blandos con el crujiente de las nueces, las avellanas y la avena.





Esta vez está hecha con la olla lenta. La verdad es que esto del slow cooker es todo un descubrimiento. Desde que me la compré todo son sorpresas y buenas. La granola queda ideal en este tipo de ollas porque evitas poner el horno y se va haciendo poco a poco pero no por eso pierde crujiente… Además el aroma que inunda la cocina mientras se va tostando es estupendo. La olla lenta desde luego es fantástica, las carnes las borda... se queda sola en casa cocinando y cuando vuelves huele de maravilla... ¡Todo un invento!.

Con estas cantidades sale una buena bolsa de granola y dura bastante… si te pasas con la ración te saturas un poco, porque además de calórico, con tanto fruto seco llena mucho. Por eso es ideal para desayunar, para cargar bien las pilas antes de un día largo y duro y darse un caprichazo mañanero. La receta está tuneada de la que Marta en Crockpotting, un blog especialista en ollas lentas, tiene publicada. 



Mis compis de grupo también han preparado estupendos desayunos. No os perdáis la Caracola de masa dulce que ha preparado Elvira de Los Cerezos en flor y los Bizcochitos de compota en sandwichera de Pikerita. 

  • Ingredientes:
  • 350 gr. de avena
  • 200 gr. de mantequilla
  • 200 gr. de azúcar moreno
  • 125 gr. de nueces peladas
  • 100 gr. de arándanos deshidratados
  • 100 gr. de avellanas peladas
  • 120 gr. de miel
  • 100 gr. de plátano deshidratado
  • 100 gr. de piña deshidratada
  • 50 gr. de manzana deshidratada con canela
  • 50 gr. de manzana deshidratada
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de canela





  • Preparación: 

  • Precalentamos media hora la olla lenta en alta. Ponemos la mantequilla y cuando esté derretida añadimos la miel. Mezclamos bien hasta que se integra. 

  • Añadimos la avenal, el azúcar moreno, las nueces, las avellanas, el plátano, la manzana deshidratada, la vainilla y la canela. Reservamos los arándanos, la piña y la manzana con canela. Se le puede poner cualquier fruta deshidratada que os guste, incluso pasas o ciruelas. 

  • Tapamos la olla, dejando una rendija para que salga el vapor o poniendo un trapo debajo de la tapa. Mantenemos durante dos horas removiendo cada media hora. Cuando pase el tiempo, levantamos la tapa y dejamos otra media hora sin tapar. Estará lista cuando esté dorada. Añadimos en este momento los arándanos, la piña deshidratada y la manzana con canela y removemos bien. 

  • Sacamos la granola de la olla lenta y la extendemos sobre una bandeja de horno con un papel de horno encima. Dejamos que se enfríe y estará lista para consumir